La EBC de Málaga se opone a la destrucción del paraje natural y arqueológico de Arraijanal

IMG-20180419-WA0019

Unas trescientas personas participaron ayer en la manifestación convocada por la asociación de vecinos Almar, de Guadalmar, para rechazar la construcción de La Academia del Málaga en Arraijanal. La marcha de protesta duró unas dos horas y se inició pasadas las siete y media de la tarde junto al centro ciudadano de San Julián, para finalizar junto a la valla de las obras de la ciudad deportiva. «Arraijanal, paraje natural» fue uno de los lemas más coreados en la protesta, en la que los vecinos mostraron pancartas con la imagen y el nombre de algunas de las especies animales y vegetales que, según denuncian, se verán dañadas por la construcción que ha comenzado en un 21% del paraje. El resto del ámbito se destinará a un parque metropolitano para el que la Junta ya ha encargado un diseño.

IMG-20180419-WA0018

El campo de energía de la Economía del Bien Común se sumó a esta protesta porque considera que hay que salvar a la única playa virgen del municipio y proteger a los importantísimos yacimientos arqueológicos situados en esa zona.

Consideramos que es una zona a la que hay que preservar por su cercanía al Paraje Natural Desembocadura Río Guadalhorce, que reúne los requisitos de contener elementos representativos, singulares, frágiles o de especial interés ecológico.

Además, el conjunto arqueológico del sector podría tener una importancia similar a Baelo Claudia, en Cádiz, o los Dólmenes de Antequera, pues reuniría restos fenicios, cartagineses y romanos en una zona única en Europa, la que comprende el Cerro del Villar (donde se ha confirmado la existencia de una villa fenicia intacta), el enclave de San Julián, la necrópolis de Villa Rosa y la zona subacuática del Guadalhorce, además de la villa, la factoría y la necrópolis acreditadas en el propio Arraijanal.

Protesta por la construcción de la Academia del Málaga en Arraijanal